Blogia
samadhi

La Ola

Unos cuantos aspectos sociológicos se pueden analizar en esta película alemana; destaca el “espíritu germánico” si esto significa algo. Pero, por centrar la atención en algo más general, se pone de relieve, aunque de forma algo apresurada, como queriendo contar demasiado en el escaso tiempo que una película con expectativas comerciales permite, la cuestión de lo fácilmente manipulable que resulta la juventud si se le administra hábilmente un racimo de simples pero efectivos principios ideológicos que logren incardinarse con las inquietudes estéticas, irracionales en tanto que derivadas de instintos incontrolados, y que dan respuesta, reafirmación y soluciones aparentes a un buen número de frustraciones. Aunque el desarrollo de la cinta es un tanto forzado, precipitado e inverosímil, no es desdeñable su mensaje que tiende a destacar el peligro de las ideologías gregarias que podemos ver con nitidez por ejemplo en las maras centroamericanas como casos más extremos. Es la vuelta a la tribu del paleolítico y al cavernícola que todos llevamos dentro, y que vemos de continuo en los campos de fútbol, sublimado y debidamente narcotizado.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres