Blogia
samadhi

Fenicios. De “Historia General de Andalucía” (Joaquín Guichot. 1869)

La primera raza del Oriente que entabló relaciones comerciales con los pueblos que habitaban la región de Andalucía fue la fenicia. En Siria existían dos provincias notables, la Fenicia y la Celesiria, separadas por la cordillera del Líbano. Desde los tiempos más remotos que describe la historia, vemos a los Fenicios dedicados a las especulaciones mercantiles y a la navegación. Su comercio terrestre alcanzó inmensas proporciones y se hacía por medio de caravanas.

Sus principales mercados estaban en la Arabia de donde sacaba especias y gomas; tejidos de seda de Babilonia y Palmira; esclavos, caballos y objetos de cobre de la Armenia y países limítrofes. Se le atribuyen a los fenicios inventos y descubrimientos importantes tales como el alfabeto griego primitivo que se componía de once consonantes y cinco vocales; la astronomía aplicada a la navegación; las artes navales y de la guerra, así como el comercio. Fundaron numerosas colonias, siendo las más importantes las del archipiélago griego; en la costa norte de África: Utica, Cartago, Adrumeto; en el noreste de Sicilia, la actual Palermo; en la isla de Malta; y en España, Gaddir (Cádiz), Carteya (Calpe) y Malaca (Málaga). También es probable que fundaran poblaciones en el golfo pérsico y que navegaran las costas de la Gran Bretaña y del Báltico. La Fenicia no formaba nación propiamente dicha, sino una confederación de ciudades. Sidón y Tiro fueron consideradas metrópolis en diferentes épocas.

La llegada de los primeros comerciantes fenicios a las costas de Andalucía puede establecerse en torno al siglo XV antes de Cristo. Probablemente estos nuevos asentamientos vinieron ocasionados por la conquista de la tierra de Canaán por el primer caudillo del pueblo hebreo. Cádiz presentaba una ventajosa situación y semejanza con el mar de Siria, por lo que fue elegida por los fenicios como asiento de su naciente imperio en Andalucía que disfrutó de estabilidad hasta el siglo VI antes de Cristo en el que aparecieron por primera vez los cartagineses en la península.

Al parecer, la irrupción de los cartagineses se debió al conflicto entre los fenicios y los indígenas turdetanos. Los fenicios habrían pedido ayuda a Cartago para hacer frente al asedio contra Cádiz por parte de los turdetanos. El desembarco en Cádiz de una poderosa escuadra cartaginesa constituyó un acontecimiento memorable y dio lugar a una transformación profundamente radical, política, social y religiosa en la península ibérica, y en particular marca el origen de una verdadera historia de Andalucía puesto que durante veinte siglos el suelo andaluz fue el teatro donde se representaron los grandes, los memorables acontecimientos de esa inmensa epopeya que tuvo principio entre las rizadas olas del mar que baña a Cádiz, y terminó sobre los muros de Granada, azotados por las frescas brisas que se desprenden de los altos ventisqueros de Sierra Nevada.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres