Blogia
samadhi

Celestino

Este buen hombre es un político compacto, con un aspecto impecable, es capaz de hablar sobre cualquier cosa durante horas sin decir absolutamente nada, y si algo dice, ya se encargarán los hechos de contradecirlo. Pero poco importa eso, no descompone su aplomo ni se despeina ante los abrumadores datos del paro; ya van para dos años los que lleva al frente del ministerio de trabajo; dos años aciagos para el empleo en los que no ha perdido nunca su sempiterna sonrisa. Su valía para la política está ya sobradamente probada, debería probar con el póquer, seguro que se convierte en todo un crack.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres