Blogia
samadhi

Pericles (siglo V a. C.)

Si hemos de elegir un ejemplo de mente preclara para el buen gobierno, ese es Pericles. Sus excepcionales dotes como diplomático en sus relaciones con el exterior y su audacia para la guerra y el debilitamiento de los pueblos oponentes, se unieron a una asombrosa concienciación de la importancia de la economía, de la obra pública y del comercio para el bienestar de los ciudadanos de Atenas. El político de nuestros días debe estudiar aplicadamente la vida y las obras de este insigne griego, pero el ejemplo más valioso que podría tomar es su método: Pericles siempre intentó rodearse de los mejores de su tiempo y tomar las mejores ideas, la más provechosa ciencia y técnica disponible, el más excelso arte, todo ello sin miedo a ser ensombrecido por esos hombres, muy al contrario, brilló con luz propia por su actitud, tan contraria a los próceres del politiqueo actual que por lo general se rodean de mediocres aduladores.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres