Blogia
samadhi

Pérfida Albión

Si para sustantivar es preciso establecer contrarios, en el caso de las naciones los contrarios no pueden ser sino otras naciones. El mejor ejemplo de antagonismo para lo español ha sido la Gran Bretaña, siendo su emergencia y consolidación como imperio en los siglos XVIII y XIX en buena parte a costa del Imperio Español. Mucho de nuestra identidad debe buscarse por tanto en los éxitos y aportaciones de la España Imperial y también en las causas de nuestros fracasos y miserias, aprovechadas y acrecentadas por naciones hoy aparentemente amigas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres